Cómo despedirse sin decir adiós

Ese día bajé al aeropuerto sin avisarles. Me imaginé la escena como en las comedias románticas: Yo saltando torniquetes, esquivando Guardias Nacionales hasta lograr atravesarme en la pista para que no despegara el avión en donde estaban ustedes: José y … Continuado

ALAS DE UNA MARIPOSA MUERTA

Para mis queridas María, Ana y Luisa: Comenzaré esta carta susurrándoles un “Te amo” a cada una de ustedes, dos palabras que espero el viento logre comunicar. Su Madre y yo nos conocimos y nos odiamos terriblemente. Era la década … Continuado

Carta para un padre que voló…

Papá, te escribo. 12 de marzo de 2017 Papá, te escribe tu hijo. Te escribo en mis memorias sobre ti y los recuerdos que me apresan sobre tu huida. No buscabas escapar, pero escapaste. Y te escribo, porque escribiste en el corazón … Continuado

Mis últimas líneas

2 de abril de 1908  Querido Pierre, He regresado al laboratorio,  después de pasar tantos años encerrada en el silencio, sin espacio para la ciencia, porque sólo pensaba en nada…Si, en eso, en nada. He podido desahogarme con este diario … Continuado

Ironía moderna

Moreno. te escribo de noche, porque parece que nuestros secretos se delatan con la brisa que solo aparece cuando el sol se esconde, inevitable es la acción de dialogar con la luna porque me recordaba a ti, Distante, misterioso y … Continuado

La Maleta!!!

Querida maleta. Hemos compartido momentos extraordinarios, somos muy buenas amigas… tantas alegrías, tantos lugares recorridos, pero esta vez la situación es diferente. Aprovecharé una gran oportunidad fuera de país y me toca guardar la vida en tí, toca dejarlo “todo”, … Continuado

Todos hablan de suspiros

Querida Carmen: Si lees estas líneas es porque la carta sobrevivió al hambre insaciable de tu rencor. Reconoces mi verbo. Yo no sé escribir como todos. Mis palabras son extrañas y vienen de mundos que orbitan el infinito. Yo escribo … Continuado

CARTA A NOSOTROS ( que nunca fuimos)

Quizàs no sea esta la carta màs precisa. Hoy amanecí simplemente con la determinación de hablarte de tantas certezas y dudas que se unen en el hilo del tiempo y se confunden.   Me he torturado sabiéndote triste, rompiendo lazos … Continuado

A la mujer que dejé y tanto extraño (Venezuela).

Debo confesarlo: desde el instante en el que decidí alejarme de ti, supe que cometía un error. Estaba consciente de que extrañaría tu alegría de las mañanas, la luz con la que alumbrabas mi habitación mientras me decías que allí … Continuado

Botella al mar para Julia y sus poemas

Julia, Mi primera seguridad es esta: no me he acostumbrado a tu ausencia. Cuando te vi por primera vez, caminando con tus amigas a la Biblioteca de la Simón, tampoco estaba acostumbrado a tu ausencia, a pesar de que aún … Continuado