• Año
  • Interacción y Etapas
  • Categorías
Filtros seleccionados:

A mi abuela Virginia

admin, 2004

Maestra de profesiòn, y se desempeña como Gerente de Entrenamiento de una empresa de cosmèticos Suiza. Ha publicado diferentes cuentos en Ultimas Noticias, Dos Mil Uno, Elite y Zeta. Siente debilidad “por el mundo de las Artes y  aplica un toque de humor negro para...

A Melania, Donde quiera que estés

Zaida Rivas, 2007

A Melania, Donde quiera que estés. Es media noche y no logro conciliar el sueño. Cierro mis ojos y tu imagen viene a mi mente primero, como una luz intensa encandilándome, luego como destellos de recuerdos que pasan sin cesar de una relación de casi diez años viviendo...

Yo la amo

Max Romer Pieretti, 2005

Yo la amo Y podría decirle que la amo por todas las cursilerías que se han acentuado a lo largo del tiempo: su sonrisa amable y amorosa, su inteligencia, el brillo de sus ojos, la suavidad de su piel, su sonrisa contagiosa. Decreto mi amor hacia usted, porque cuando...

Querido Niño Jesús

José G Márquez, 2013

Querido Niño Jesús: Aún recuerdo tus figuras abstractas y tus siluetas deformes, aunque cuando vivía entre tus calles, y transitaba por tus escaleras, prefería mirar al cielo porque era lo único que me gustaba ver a tu alrededor. Era un idiota. Quizás no me...

Cuerpo mío

Betsy Balestrini, 2009

Cuerpo mío: Me he comido las uñas de la mano izquierda. La levanto y me doy cuenta de que duelen los dedos, me miro al espejo y te invito a hacer ejercicio pero no encuentro respuesta. Eres necio, traicionero, vulnerable y vagabundo y como serás mi compañero hasta que...

Amor

admin, 2005

Caracas, abril de 2005 Amor, Debe extrañarte esta epístola furtiva. ¿Cómo iba a escribirte ahora, desde tan lejos, quien entre tus brazos callo todo el tiempo? Pues quiere la ironía que, ante tu ausencia, aquellas palabras que ahogaba en mi garganta se estrellen...

Hijitos míos

Carolos Omobono, 2010

Hijitos míos: Esta carta redime un malentendido. Hoy puedo escribirla, menos trastornada, sobreviviente a estas dos semanas terribles transcurridas luego de la rabieta de su padre, quien al marcharse, se llevó su furia y a ustedes, mis amados hijos. Lo que quiero...

2008 Finalista

María Alesia Sosa Calcaño, 2008

Te escribo una carta quizás repetida  por muchos o tal vez por ninguno. Es una carta de amor y agradecimiento, un amor que todos debemos sentir, pero solo algunos agradecemos. Algunos han muerto por ti y tú has muerto para algunos, pero lo cierto es que todo el que nace...

Amada hija

Fabio Garbin, 2010

Amada hija, Mientras me siento para escribir estas líneas para ti, una lágrima comienza  a correr por mi mejilla, tú allá, en tierras lejanas, yo aquí, en el mismo lugar donde te vi nacer, pero nos une el mismo amor, el mismo corazón. Desde tu partida, los días han...

Amado Juan

admin, 2005

Señor Juan  Bta Pérez Valencia 2 de Junio de 1890 Amado Juan Habiéndome extrañado muchísimo que se haya pasado el día de recibir carta suya, y después  cuatro días mas y tampoco recibo nada y sin saber que causas motivan tu silencio de tantos días, me he...

Sin preaviso

Carolina Espada, 2012

Licenciado: Por medio de la presente me dirijo a usted con el fin de participarle mi renuncia irrevocable, bien irrevocable, a mi cargo de ayudante de la secretaria de su asistente personal. No es por lo que dice mi papá: “¡Y que haber estudiado una carrera en la...

El cofre de la memoria

Mariana Bacalao, 2012

Me decidí a escribirte porque me parece que en los últimos años he olvidado darte las gracias y decirte que te amo. Al redactar esta carta estoy haciendo caso omiso a las recomendaciones de mis amigas, quienes consideran que presentarse en un concurso público con una carta...
Comentarios
Nuestros Videos


Nuestros Aliados

La carta ganadora
Querido Niño Jesús

por José G Márquez, 2013

Querido Niño Jesús: Aún recuerdo tus figuras abstractas y tus siluetas deformes, aunque cuando vivía entre tus calles, y transitaba por tus escaleras, prefería mirar al cielo porque era lo único que me gustaba ver a tu alrededor. Era un idiota. Quizás no me recuerdes, pues solía ser uno de esos muchos que todavía viven en tus casitas iluminadas y descoloridas, tan juntitas todas...


La carta del día
Nic

por Dariela Sosa, 2007

Nic, Me urge confesarte cómo empezó toda esta locura. Disculpa si me paso de rata algunas veces; tengo que decirte la verdad porque Te amo. Todo comenzó un día que, cuando salía del gimnasio, me saludaste amablemente. No te recordaba, pero tu te adelantaste y te presentaste de nuevo, indicando que eras el mejor amigo del novio de Teté. “Obeso y con nombre ´e pueblo”...